¿Es seguro tomar agua del grifo?

Share

Share. —

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Las gotas de dióxido de cloro o clorito de sodio que se usa para tratar el agua del grifo en lugares donde las fuentes son cuestionables.

Está bien documentado que el dióxido de cloro se agrega al agua potable para proteger a las personas de bacterias dañinas y otros microorganismos en todo el mundo.

El dióxido de cloro se utiliza como agente antimicrobiano en el agua y en el procesamiento de aves de corral. También se utiliza para lavar frutas y verduras.

Otro uso común del dióxido de cloro es para eliminar sabores y olores desagradables, así como para matar algas y bacterias que producen algunos malos sabores y olores. También se utiliza en algunos productos de higiene personal como en enjuagues bucales y productos de odontología como un compuesto biocida oxidante que trata el mal aliento.

Según el sitio web de los CDC (Centro para el Control de Enfermedades), “el dióxido de cloro se utiliza en las instalaciones públicas de tratamiento de agua para que el agua sea segura para beber”.

Según la EPA (Agencia de Protección Ambiental) de los Estados Unidos, cuando se agrega dióxido de cloro al agua potable, ayuda a destruir bacterias, virus y algunos tipos de parásitos como Cryptosporidium parvum.

La EPA de EE. UU. Reconoce el dióxido de cloro como desinfectante para el agua potable y está incluido en las Directrices para la calidad del agua potable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También hay usos importantes en hospitales y otras instalaciones sanitarias. El gas del dióxido de cloro ayuda a esterilizar equipos, superficies, salas y herramientas médicos y de laboratorio. Los investigadores han llegado a la conclusión de que, en concentraciones adecuadas, el dióxido de cloro es seguro y eficaz para ayudar a eliminar ciertas bacterias en entornos médicos.

Hay quienes han afirmado la curación milagrosa de diversas enfermedades mediante el uso de dióxido de cloro. Es importante tener en cuenta que estas afirmaciones NO han sido verificadas por evidencia científica y han sido consideradas FALSAS por la FDA (Administración de Drogas y Alimentos) de los Estados Unidos. Nunca se debe beber dióxido de cloro solo. Solo como tratamiento para el agua de bebida.

Obtenido principalmente de www.chemicalsafetyfacts.org/chlorine-dioxide